Minimalismo. Mucho más que decoración

Cuando pensamos en minimalismo, seguramente lo primero que viene a nuestra mente es una sala impoluta en colores neutros con poquísimos muebles de formas simples y una vibra de absoluta calma. Y así es, esta imagen puede representar bastante bien al minimalismo como tendencia decorativa. Pero hay mucho más tras esta filosofía del "menos es más"; el minimalismo es un estilo de vida.

Y es un estilo de vida precisamente porque esta lógica de tener sólo lo justo, mientras sea funcional o tenga un valor agregado, de tipo emocional u otro, puede atravesar casi todos los aspectos de nuestra cotidianidad. ¿Casi todos? Sí, sin duda. Ahora, cualquiera en tu lugar, se preguntaría ¿y qué hay de positivo si aplico esto en mi vida?, lo más relevante a saber sería lo siguiente:


Tener menos cosas nos brinda mayor libertad, ¿¡Cómo!? Bueno, imagina que tienes la mitad de la ropa, del maquillaje o de los muebles que tienes ahora (y que todo te gusta, claro); ¿no te tomaría menos tiempo escoger el look del día o el labial que vas a utilizar?, ¿o acaso, no te liberarías de sacar el polvo de esa lámpara de mesa que NUNCA enciendes?

¿Tentador, o aún no?

Podemos verlo desde otro ángulo, qué tal si en lugar de pasar horas frente al armario doblando prendas que hace años no ven la luz del sol o arreglando en los cajones de la cocina la infinidad de aparatejos que acumulamos para las más variadas utilidades, nos procuramos sólo lo necesario, ¿no sería menos estresante?  Imagina que nos tomamos ese tiempo, ahora libre, para un merecido baño de agua caliente tras la agotadora jornada de trabajo; o que ese espacio que antes destinábamos a mantener un sinfín de objetos, ahora lo dedicamos a cultivar nuestras relaciones, o a vivir más el ahora...

El minimalismo es definitivamente una invitación a vivir con menos para ocuparnos más de lo verdaderamente importante, menos pertenencias, en principio, pero también y casi tácitamente menos estrés, ansiedad y apego insólito a lo tangible. Es una oportunidad para desmaterializar y con ello simplificar nuestra vida; ¡y claro que puede empezar por tu decoración! -es un gran comienzo-, pero también puede invadir tu armario, tu rutina de belleza, y hasta ¡tus relaciones!, logrando con toda experiencia una conexión genuina.

 

 Escrito por Victoria Guevara 
@victoriaraveug

CUIDA TU PIEL AHORA

"Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad." 

Albert Camus