¿De qué está envuelta Onérique?

Imagina un caramelo y su envoltorio. En términos de sostenibilidad, ¿crees que los dos son importantes o sólo el caramelo?

¡El packaging es uno de los mayores desafíos de la industria en general! Si no estás familiarizado/a con el término, packaging se refiere al envase y/o empaque donde está acondicionado un producto. Existe el primario y el secundario: el primario se refiere al envase donde está contenido el producto y el secundario es el empaque del primario. Los materiales utilizados para su fabricación son diversos (vidrio, plástico, madera, metal, papel, etc). Hay productos que prescinden del packaging secundario, y esa es una de nuestras metas al 2025.

Desde que comenzamos a crear Onérique, hemos aspirado a la cosmética limpia en todo sentido, una visión a 360° que implica desde la selección minuciosa de los ingredientes para nuestras fórmulas, que son, en su mayoría de origen natural, hasta la elección de ciclos de transporte cortos y proyectos para la compensación de las emisiones de carbono generadas durante la fabricación. Con respecto al packaging, tampoco hemos dejado nada al azar.

En 2018 la campaña Zero Waste Week reportó la producción de 120.000 millones de empaques por la industria cosmética global, siendo la mayoría no reciclables. Por datos como este (que son espeluznantes) entendemos la responsabilidad de hacer parte de una industria que debe cambiar urgentemente. No se trata sólo de crear un packaging lindo, llamativo, revolucionario o funcional, sino de que el mismo sea concebido con responsabilidad para facilitar su reciclaje.

En Onérique sabíamos que la apuesta por un packaging limpio sería alta, aun así, no escatimamos en los esfuerzos por hacer lo mejor para ofrecer una alternativa responsable que sirviera al propósito principal de contener y proteger el producto, y a la vez, lograr un acercamiento que inspire bienestar, despierte los sentidos y de cierta forma genere felicidad al ver algo lindo, cómodo y agradable de tocar. Los diseños y paleta de colores también fueron pensados para acompañar estas sensaciones.

Para el packaging primario priorizamos el vidrio cuando es posible, y cuando utilizamos plástico (principalmente para las tapas) nos aseguramos de que sea reciclable. El vidrio, aunque es altamente reciclable, demanda gran consumo de energía en su producción, por ello seleccionamos un partner italiano con valores similares a los nuestros, que trabaja por un mundo más limpio. Su fábrica se encuentra en Milán y es alimentada con energía 100% renovable. El packaging de nuestras cremas se llama Costanza.  

En cuanto al packaging secundario, nuestro partner está en Cognac, Francia, y también nos entendemos muy bien en cuanto a la visión del mundo más limpio que queremos. Todos los cartones utilizados son certificados FSC y provienen de bosques manejados de forma sostenible. La impresión se realiza con tintas vegetales y a base de agua, y por tal razón es posible que se observen ligeras diferencias en las tonalidades entre un tiraje y otro. Tampoco barnizamos el cartón con film plástico, ni aplicamos estampados metalizados que implican materia prima derivada del petróleo. Nuestro orgullo, además, es no envolver los empaques con film o nylon transparente en ninguna instancia de la comercialización de nuestros productos.

Cada elemento utilizado en nuestros packagings sirve a un propósito. Estamos comprometidos con el correcto aprovechamiento de los recursos y la energía, esto explica también porque decimos un no rotundo a las muestras. Nuestros clientes tienen la oportunidad de probar nuestros productos en experiencias que brindan mucho más que la ocasión de comprobar la efectividad de la formulación, como el Beauty Moment, que es un acercamiento sensorial al bienestar de cuidar de sí mismos.

Para el 2025 proyectamos crear nuevos productos sin packaging secundario y suprimir algunos de nuestros productos existentes, concentrándonos en lo esencial, que, para nosotros, es la efectividad de las fórmulas, las sensaciones que aportan y contribuir a un planeta con menos desechos.

El compromiso es el de seguir mejorando, proponer una marca cada vez más limpia, promoviendo el consumo responsable, y experiencias positivas simplemente para seguir cuidando la piel de las personas con un toque de felicidad y responsabilidad ambiental. ☺️

Cuida tu piel ahora

"Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad." 

Albert Camus