Colágeno & líneas de expresión

El colágeno es una proteína muy importante para los organismos vivos. Tiene propiedades estructurales, y confiere resistencia y elasticidad a la piel, los huesos, los músculos, los cartílagos y los ligamentos.

Nuestro cuerpo lo sintetiza naturalmente, pero su producción disminuye con la edad. Además, el colágeno se degrada bajo el efecto de los rayos solares o de la polución. La disminución de la síntesis de colágeno, entre otras cosas, contribuye a la aparición de las líneas de expresión o arrugas.

Es posible aportar colágeno a nuestro organismo para luchar contra el envejecimiento, por ejemplo con complementos alimenticios. Sin embargo, estos complementos son producidos a base de restos de animales como carcasas de bovinos, o desechos de la industria pesquera cuando se denomina “colágeno marino”, lo cual es muy cuestionable tanto, desde un punto de vista de salud, como ético. A la larga, estos complementos terminan siendo totalmente eliminados por el cuerpo, por lo tanto sus efectos son temporales.

Otra forma de luchar contra el envejecimiento es estimulando la capacidad de nuestro cuerpo a sintetizar naturalmente más colágeno. Nosotros preferimos esta forma, y lo hacemos con péptidos de arroz.

El arroz es rico en aminoácidos y péptidos. Los péptidos son un componente de una proteína formada por dos o más aminoácidos unidos en una cadena. 

Los péptidos de arroz activan la síntesis natural del colágeno, lo que contribuye a la disminución de arrugas y de las líneas de expresión, previniendo el envejecimiento cutáneo. Aportan suavidad, elasticidad y tonicidad a la piel. 

La Crème Onirique contiene péptidos de arroz convertidos en moléculas más pequeñas que las células, lo que permite que la piel los absorba por completo. Su fórmula nutritiva y textura untuosa son aptas para pieles sensibles y delicadas.

Es una forma natural y no invasiva de luchar contra las líneas de expresión.

"Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad." 

Albert Camus