Acerca del agua micelar

¿Se enjuaga?

Técnicamente no es necesario enjuagar nuestra agua micelar gracias a su contenido en micelas que son microesferas tensoactivas que actúan como imán absorbiendo células muertas de la piel, suciedad o maquillaje con la ayuda de un algodón impregnado.

Nuestra fórmula ha sido evaluada a través de un estudio de seguridad que se realizó sobre la base de una aplicación sin enjuague, lo que garantiza que no existen riesgos si se deja sobre la piel. También hicimos pruebas in vitro que demuestran que el producto no tiene un potencial irritante para la membrana mucosa de los ojos (tema controversial de las aguas micelares). Es una fórmula muy suave.

Ahora bien, nuestra Eau Micellaire, además de micelas, contiene ingredientes como el agua marina, ligeramente mineralizada y rica en oligoelementos propios del mar, o el extracto de algas pardas con propiedades beneficiosas para la piel como la hidratación. Cuando se enjuaga, se arrastran estos activos impidiendo la tonificación e hidratación óptima, pero la función de limpieza se habrá cumplido.

En resumen, es un tema de confort y hábito. Hay pieles sensibles o muy secas que pueden encontrar una sensación de tirantez o tensión, y si es el caso, un algodón con agua fresca o un rocío de agua termal adicional es suficiente para calmarla y beneficiarse de la frescura y efectos adicionales de nuestra L'Eau Micellaire

"Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad." 

Albert Camus